¿Y si le ponemos gente al patrimonio?

El patrimonio cultural se hace más interesante y significativo cuando lo arropamos con gente: la que vivió en el pasado con esos objetos, cuando estos eran parte de su vida cotidiana; la que ha vivido a lo largo de su existencia y quien vive hoy en día para conocer cómo es que llegaron aquí.

Webinario Internacional de Arqueología dedicado a conversar sobre el patrimonio arqueológico y su gente. Para ver el video, haz click aquí.

El día de hoy, quiero compartir con ustedes esta charla en la que me apropio de lo que Manuel Gándara ha llamado “el enfoque antropológico” de la interpretación del patrimonio. Suena muy académico, y en el título lo es; aunque en realidad solo refiere a la necesidad que existe de que nunca nos olvidemos que fue y es la gente, no los objetos, la gran protagonista de la historia.

En el camino… ¿qué tal una amena conversación con los Maestros Manuel Gándara y Sergio Vázquez? El patrimonio y su gente en el centro: algunas ideas sobre las cuales merece la pena conversar. Gracias a Lourdes Budar, coordinadora de los webinarios internacionales de arqueología, este tipo de encuentros han sido posibles… y formidables.

La interpretación puede cambiar vidas

Existen problemas muy importantes de atender, la mayoría de los cuales suelen rebasarnos por completo. Apenas al salir de casa podemos encontrarnos ante circunstancias de discriminación, de violencia o de generación desmedida de basura. De aquí se pueden tener dos tipos de reacción: aquella como gente que es parte de esa sociedad puede llegar a ser una de enojo, aunque desafortunadamente, cuando lo tenemos tan cotidiano, también una de aceptación o incluso de indiferencia.  

Museums explore different ways to show paintings, photos to blind people -  Lifestyle - Stripes
Los ciegos y débiles visuales han sido discriminados de muchos espacios, incluidos los museos. Poco a poco y gracias a iniciativas comprometidas este escenario se está transformando. Fotografía de Mcconnaughey 2019.

Nuestra reacción como intérpretes, sin embargo, puede llegar a ser más bien positiva. Encontrar en la comunicación una posibilidad de ayudar a solucionar algo que sabemos que no está bien nos puede colocar en el lado de las soluciones, más que de los problemas.

Lo que nos guía a decir esto es el hecho de que muchos de los problemas que vemos son consecuencia de formas de pensar o de hacer las cosas, que se hacen naturales cuando ello ocurre en la cotidianeidad. Por ejemplo: Para una persona que vive en un contexto de violencia, en algún momento ésta se hace parte de la normalidad a pesar de que no debería ser así, tanto para quien violenta como para quien es violentado.

De aquí me permito retomar el concepto de interpretación del patrimonio Sam Ham, quien la definió en 2013 como “una aproximación con base en una misión que busca provocar a las audiencias al descubrimiento de significados personales y a la creación de conexiones personales con cosas, lugares, gente y conceptos”.

Un grupo de ciegos tienen una experiencia táctil con reproducciones de patrimonio arqueológico. Fotografía: María del Mar Macías 2019.

Si tomamos un pedacito, nos quedamos con que conecta a la gente con conceptos, es decir, con ideas que nos ayudan a entender cómo funciona nuestro entorno, nuestro mundo. ¿Algunas ideas de conceptos? ¡Los acabos de referir!: violencia es uno de ellos. Discriminación y destrucción: otro par. A partir de ellos se dejan ver algunas de sus contrapartes como lo son el respeto a la gente y al lugar donde vivimos, y a otros seres vivos con quienes compartimos el mundo y que lo merecen también.

En otro pedazo de la interpretación, reconocemos que Tilden nos habla de una vinculación entre interpretación y educación, y que va más o menos por el mismo camino. La interpretación se inmiscuye en el tema de los valores, del bien y del mar actuar. No lo podemos dejar de decir, emite una postura política, y propone formas de actuar ante circunstancias muy particulares. Si bien está centrada en la conservación del patrimonio, a algunos no deja de parecernos útil para transmitir ideas que nos parecen valiosas y que nos ayudan a encontrar herramientas para vivir mejor.

María del Mar Macías, estudiante de la Maestría en Arqueología en El Colegio de Michoacán, realiza una investigación sobre accesibilidad, interpretación y patrimonio cultural.

En un tercero, encontramos un montón de escritos que hablan de la planeación de la interpretación, en donde destaca que se guía por diferentes tipos de objetivos, como lo son aquellos que provocan que la gente haga las cosas de diferente manera.

En este contexto, ¿qué pasa si aprovechamos a todos nuestros valiosos elementos, como lo son el patrimonio cultural, el reconocimiento de una posible solución ante un problema social y la interpretación del patrimonio? ¿Qué pasa si abrazamos y aprovechamos la idea de que el patrimonio, a través de la interpretación, nos ayuda a comunicar ideas que consideramos importantes?

Lo dicho, por fortuna, no es un pensamiento aislado. Podría decir que, incluso, es un efecto de la propia divulgación de la interpretación, en una afortunada circunstancia que la hace llegar a lugares en donde existe voluntad de generar un cambio en pro del bienestar social. Así fue como en el Programa de Maestría en Arqueología de El Colegio de Michoacán (México), ingresaron en la generación que está por terminar algunos estudiantes que vieron en la interpretación una oportunidad en este sentido, y aquí dos preguntas, a manera de provocación:

¿La interpretación del patrimonio puede ayudar a disminuir la discriminación a determinados grupos de personas? ¿De qué manera la interpretación del patrimonio puede ayudarnos a erradicar la violencia contra las mujeres? Las respuestas están teórica y prácticamente muy bien desarrolladas por dos estudiantes, casi casi egresadas, de este Posgrado.

Génesis Escobar, estudiante del Programa de Maestría en Arqueología de El Colegio de Michoacán.

En una propuesta desarrollada para el Museo Zacatecano, María del Mar Macías dirigió su atención ni más ni menos que a los ciegos y a los débiles visuales, quienes con enorme frecuencia son ignorados al pensar en soluciones referentes a una enorme cantidad de servicios cotidianos que disfrutamos quienes sí vemos bien. Si ellos y ellas encuentran problemas para cuestiones básicas como lo son el abastecimiento para la alimentación, ¿imaginas en qué lugar de prioridades está su acceso y disfrute a la cultura?

María del Mar hizo un profundo estudio reconociéndolos como un tipo de público, con toda la complejidad que ello conlleva dado que por supuesto que son hiper-diversos entre sí. Con el aprovechamiento de las posibilidades y las capacidades de los ciegos, más que con la intención de poner atención en lo que no pueden hacer, desarrolló una experiencia para este tipo de público bajo la premisa de que puede hacerse sin depender de un acompañante. En ella se hizo propuesta comunicativa sobre el valor del patrimonio cultural contenido en el Museo y que de manera paralela sostenía el discurso sobre un interés vital para estas personas. En el discurso, no fueron pocas las alusiones a cuestiones de discapacidad en otros momentos históricos a lo largo de la historia de Zacatecas: ¡un tema por demás interesante para ellos y ellas!

En su proceso, no solo la atención a los ciegos se hizo visible, sino el fortalecimiento de una cultura de atención a la gente con discapacidad, que toca a todos quienes no estamos en esa circunstancia pero sí del lado de la gente que puede y debe hacer algo para facilitarle el camino a quienes nos necesitan.

Mientras ello ocurría, Génesis Escobar exploraba en la arqueología una oportunidad para levantar la voz y defender el derecho de las mujeres de vivir sin violencia. ¿Cómo vivía la gente antes? ¿Qué podemos aprender de contextos arqueológicos lejanos en el tiempo y en el espacio y que nos da importantes lecciones para vivir mejor?

Mujeres en la percepción de jóvenes de bachillerato. Escobar 2020.

Como resultado, se generó un esquema y un plan de interpretación, igualmente, con un gran conocimiento detrás sobre la circunstancia contemporánea tan difícil que viven miles de mujeres en contextos de violencia doméstica. La posibilidad que da la arqueología de ver cómo se vivió la circunstancia femenina en otros contextos resultó de gran ayuda, cual espejo que permite a las mujeres contemporáneas encontrar similitudes y contrastes que le pueden ayudar a decidir si quiere conservar determinada manera de pensar lo que es ser mujer.

Arqueología, patrimonio e interpretación encontraron en estas investigaciones excelentes desenlaces. Como este, otros temas pueden ser abordados para propiciar la reflexión sobre nuestra condición humana. ¿Una invitación? ¡Por supuesto! Aquí hay pruebas contundentes para demostrar que en el encuentro de soluciones a los problemas sociales que vivimos en nuestra sociedad, los intérpretes también tenemos mucho trabajo por hacer.


Referencias

Escobar, Génesis (2020) Si decides respetar con la violencia acabarás: una propuesta desde la divulgación significativa contra la violencia hacia la mujer, Mecanoscrito (tesis en proceso de conclusión para optar por el grado de Maestra en Arqueología). El Colegio de Michoacán, México.

Macías, María del Mar (2020) Divulgación significativa y accesibilidad para el público invidente: el caso del museo zacatecano. Mecanoscrito (tesis en proceso de conclusión para optar por el grado de Maestra en Arqueología). El Colegio de Michoacán, México.

Mcconnaughey, Janet (2019) “Museums explore different ways to show paintings, photos to blind people” en Stars & Stripes, Junio 5, 2019.