Los 4 propósitos (no) escondidos de los mejores proyectos

Los buenos proyectos de interpretación tienen algo en común: Planeación; y los más éxitosos son los que logran lo que se proponen. ¿Cómo convertir a nuestros proyectos en buenos y exitosos? La primera clave está en el diseño del propósito de la divulgación. Para ello, nos resulta bastante útil conocer cuatro tipos de objetivos que han acompañado durante décadas a los mejores planes de interpretación a nivel mundial.

Conectar al visitante con los recursos es el primer objetivo de la interpretación. En la foto, una visita guiada por un intérprete local en los Jardines Botánicos de Melbourne, Australia. Fotografía: A.Jiménez.

“La interpretación es un proceso de comunicación basado en una misión que forja conexiones emocionales e intelectuales entre los intereses de la audiencia y los significados inherentes de los recursos”, dice la Asociación Nacional de Interpretación norteamericana. Desde este primer enunciado queda claro cómo la misión busca conectar a la gente con sus recursos.

Aquí, los intérpretes se valen de su conocimiento especial en naturaleza, cultura e historia, en combinación con sus habilidades de comunicación y artísticas para revelar aquello que no es autoevidente para las emociones, el intelecto y el espíritu de la gente. Para el intérprete Gregory Benton, algunos términos asociados con este propósito son la comprensión, el aprecio, el conocimiento, la información, la imaginación, la visualización y la imagen.

Si nos detenemos aquí, veremos que la gran mayoría de talleres de interpretación, sobre todo los introductorios, guían un proceso para construir mensajes que  faciliten el encuentro de conocimiento, apreciación y emotivo de nuestros usuarios con los recursos, y tiene sentido si consideramos que éste es nuestro propósito estrella.

Sin embargo, cuando los intérpretes se enfrentan ante el reto de crear planes de interpretación a mediano y a largo plazo para museos, parques y espacios abiertos a la visita pública en general, se multiplica el trabajo como por efecto de magia. En ese momento la guía básica para creación de mensajes o de tesis central y subordinados se queda corta… ¿por qué?

La respuesta la encontramos en la complejidad de interacciones que ocurre entre el lugar y sus visitantes. La inmensa gama de decisiones que pueden tomar en todo momento obliga a los planeadores a valerse de la comunicación para orientarlos con el fin de que tengan una mejor experiencia de visita. Es así como la interpretación se convierte en una herramienta útil no solo en la conectividad de la gente con los recursos, sino en el manejo integral de los sitios y lugares abiertos a la visita pública, ampliando a, cuando menos, tres más, sus propósitos más populares.

Así, encontramos un segundo propósito relacionado con la transmisión de la misión del proyecto de interpretación y con la tarea de influenciar el comportamiento. Su logro se respalda en contribuciones de la sociología y la psicología para el manejo de recursos recreativos. Algunos de los objetivos relacionados son que el visitante se lleve una imagen positiva de la institución o el lugar, al tiempo que se influencía el comportamiento del visitante sobre el recurso. Benton propone algunos términos asociados con este propósito: La conservación, la protección, la preservación, la manutención, el cambio, hacer – no hacer, y público.

El tercer propósito está dirigido hacia la introducción a la gente a relaciones ecológicas para guiarlos hacia nuevos niveles de toma de conciencia, apreciación, comprensión, propiedad y motivación, con la idea de que tomen acciones responsables para reducir los impactos humanos negativos en el medio ambiente. A diferencia del anterior, en éste se promueven actitudes en un ámbito exterior al lugar (museo o parque), más bien hacia un estilo de vida. Benton propone entre los términos asociados la toma de conciencia, el conocimiento y el reconocimiento de conceptos como el agotamiento, la sequía, la hambruna, los recursos naturales y las relaciones. Ciertamente, si reconocemos que en interpretación también trabajamos con recursos culturales, podemos agregar otros términos vinculados hacia nuestra rama, como pueden ser la tolerancia, el valor de la identidad, o el aprovechamiento del patrimonio cultural, por nutrir algunos ejemplos.

Finalmente encontramos un propósito asociado con todos los beneficios que da el hecho de que vengan más visitantes a los lugares que interpretamos. Me refiero con ello a la promoción turística. Ésta se basa en la expansión del interés en el turismo tanto del sector público como del privado. Algunos de los objetivos de la interpretación son el uso de ideas de viaje y la promoción del gasto monetario. Aquí se incluyen términos como visita, destino, viaje, tiempo, gasto, rentabilidad y compra.

Los cuatro propósitos de la interpretación aquí presentados agrupan soluciones a las más frecuentes ocupaciones a las que nos enfrentamos cotidianamente. A ellos se suman otras oportunidades, como la orientación espacial, la prevención para evitar riesgos en los visitantes -o incluso accidentes-, o la del mejor aprovechamiento de los recursos que existen en nuestras áreas de visita, solucionables con programas mucho más pequeños y al interior de las planeaciones generales.

Con todo ello se vislumbra cómo nuestro punto de partida y nuestro destino es el público. Asimismo cómo, poco a poco, la comunicación que sostenemos con él, si se plantea desde un inicio como estratégica, puede llevarnos a una relación de beneficios múltiples contenidos en una interesante gama que incluye una experiencia de visita fluida, amena, divertida y significativa; al tiempo que contribuimos a los propósitos fundamentales de nuestra disciplina, orientados hacia la formación de gente más consciente, responsable y activa en términos de la conservación de aquello que, desde nuestra perspectiva, realmente importa.

De ahí que el propósito de conectar a la gente con sus recursos puede ser considerado un punto de inicio y un fin en la mira, al tiempo que fomentamos una cultura de conservación y de visita a nuestros lugares patrimoniales.

 

———-

Referencias:

Benton, Gregory (2009) “From principle to practice: Four conceptions of interpretation. Journal of Interpretation Research, 14, 1, 7-31. National Association for Interpretation. Fort Collins, CO: Ebsco Publishing.

Benton, Gregory (2011) “Multiple Goal Conveyance in a State Park Interpretive Boat Cruise”, en Journal of Interpretation Research. National Association for Interpretation. Fort Collins, CO: Ebsco Publishing.

National Association for Interpretation, (s/f) “Mission, Vision and Core Values”, en www.interpnet.com; consultado el 5 de abril de 2018.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *